Noticias de Actualidad

El efecto de la construcción en la reactivación económica

El Gobierno viene promoviendo una serie de políticas y programas para incentivar el desarrollo de obras de infraestructura y proyectos de vivienda. ¿Qué tanto pueden aportarle estas al PIB? ¿Realmente pueden generar un efecto diferencial?

A mediados de 2018 el sector de la infraestructura ganó tal importancia que comenzó a hablarse de él como “el motor de la economía”. En sus mejores épocas mostró crecimientos trimestrales por encima de 14 % (abril-junio de 2019) y hasta el primer trimestre de este año tuvo un comportamiento destacable (10 %) respecto a dos años atrás (-6,5 %). Sin embargo, el impacto de la pandemia provocó que el Producto Interno Bruto (PIB) de este subsector de cayera 18,8 % el segundo trimestre de 2020. El gobierno busca ahora inyectarle dinamismo para impulsar las cuentas nacionales de la mano de este sector.

Así lo mostró la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, durante el seminario titulado El papel de la infraestructura en la recuperación de Colombia, del Centro de Estudios Económicos, Anif. “Es evidente que la inversión en infraestructura de transporte tiene un efecto dominó sobre la productividad, abaratando costos de desplazamiento y productos y conectando a los colombianos de manera más ágil”, dijo la titular de la cartera.

De acuerdo con la funcionaria, las obras civiles fueron una de las categorías que más aportó al PIB del año pasado, sin embargo, esta dinámica se vio suspendida cuando el COVID-19 obligó a suspender la mayor parte de los proyectos en curso. Conscientes de ello el Gobierno permitió que fuera de las primeras actividades en retomar su dinámica a finales de abril. “Para septiembre habíamos logrado reactivar todos los contratos vigentes a febrero, fuimos un ejemplo de resiliencia, seguridad en las actividades y adaptación al cambio”, dijo Orozco.

Gracias a esta decisión avanzaron y se culminaron obras tan importantes como el Túnel de La Línea o la concesión vial de cuarta generación (4G) Girardot-Honda-Puerto Salgar, entre otras. De hecho, el Gobierno viene trabajando en acelerar la ejecución de una serie de megaproyectos que llevaban años suspendidos porque esto también significa mayor inversión en las regiones. En este cuatrienio, por ejemplo, calcula poner en servicio más de 15 proyectos. También se tomó la decisión de ampliar el techo fiscal para comenzar nuevas obras. “En la medida en que logramos destrabar se genera un espiral de ejecución, dinámica que ha beneficiado al sector”, destacó la ministra.

Algo similar sucede con la vivienda, por eso el Gobierno Nacional puso en marcha hace un mes un nuevo subsidio para vivienda nueva no VIS para inmuebles desde 1 millones y hasta 8 millones que busca impulsar la reactivación del sector con 100.000 cupos. También está vigente otro subsidio para la compra de vivienda nueva para familias con ingresos por debajo de cuatro salarios mínimos en el segmento VIS con otros 100.000 cupos. Algunas empresas del sector inmobiliario han considerado que esta coyuntura puede ser una oportunidad para crecer y fortalecerse debido a las bajas tasas de financiamiento que se tendrán en los próximos dos años y los beneficios del gobierno.

“El sector constructor será protagonista no solo de la recuperación económica del país sino también en la creación de empleo en Colombia”, sostuvo el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, en el seminario de Anif. El funcionario destacó además el buen desempeño de la estrategia de los 200.000 subsidios para compra de vivienda nueva y su evidencia en la recuperación de los indicadores del sector, la cual calificó como la más ambiciosa de toda la historia. “Colombia nunca entregó más de 650 subsidios semanales. Sin embargo, la semana que acaba de terminar entregamos 1.119, estamos construyendo un país de propietarios”, contó.

Según las proyecciones de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), al cierre del año, se esperan ventas totales por 161.000 unidades de vivienda, de las cuales 110.000 serían del segmento VIS. En materia de inversión se proyecta que el sector llegue a los billones, y de estos se destinarían billones a VIS y billones a viviendas No VIS.

Aun así, Anif advirtió recientemente que el desempeño del sector de la construcción podría deteriorarse este año y caer hasta 19,5 % por cuenta del COVID-19 este año. Según el gremio, el PIB de edificaciones podría tener variaciones de entre -20,1 % y -27,7 % al cierre de 2020 dependiendo de tres factores: la moderación en el crecimiento de los precios clave para disminuir la sobreoferta de existencias), la velocidad con la que se reactive la economía y los ingresos de los hogares en el segundo semestre y el impulso que se pueda generar desde el Gobierno al sector para la venta de las existencias.

Mario Estupiñán, presidente de Fiduciaria de Occidente, destacó que entre mayor sea la inversión en infraestructura más crece el PIB, lo que significa un aumento en los niveles de ingreso de la población y en mejor calidad de vida. “Los países emergentes han empezado a tomar conciencia de la importancia de invertir en infraestructura”, dijo el panelista haciendo referencia a la mejora de Colombia en el ranking del Foro Económico Mundial, que pasó del puesto 68 al 57 en seis años a pesar de que aun falta mucho por avanzar en infraestructura, “pero vamos por el camino correcto”.

Además, destacó que el sector está llamado a contribuir a la recuperación de esta crisis económica como lo ha hecho en el pasado por su efecto multiplicador. Uno de los beneficios de la construcción es que ayuda a dinamizar otras industrias que terminan por sumarse también al impulso en el PIB. “El sector de construcción acentuó su descenso por el COVID-19 y ha sido uno de los más impactados de la economía. Los índices de construcción en todas las categorías han presentado caídas interanuales de entre 30 % y 40 % un gran impacto en el desempleo por ser una de las actividades que más demanda mano de obra”.

(Imagen de referencia. Remodelación de la Arena Metropolitana, conocida anteriormente como Coliseo El Campín. / Mauricio Alvarado)

Niveles de produccion de acero en Latinoamerica llegan a niveles prepandemia según Alacero.

By (Infoacero)


Producción nacional puede abastecer el consumo de acero

En los últimos años Gerdau Diaco ha invertido US millones para fortalecer sus operaciones y competir con importaciones del material. (Portafolio)


Inició producción la planta que frenará importación de acero

Ternium arrancó la fase de pruebas y elaboró sus primeras barras del metal en su fábrica en Palmar de Varela, esta semana.


Las ferreterías, piezas claves en la recuperación

El sector aporta cerca de 2,5% del PIB según Fenalco. (Portafolio)


Producción de acero en America Latina se recuperó en agosto.

By Andrés Salazar (camacero)


Las importaciones, exportaciones y el consumo de acero durante la pandemia.

By Luis Naranjo (infoacero)


Acero en el Alma.

By Juan Pablo Silva (infoacero)


Exportaciones de acero de China cayeron en un 18.6% entre enero y agosto.

By Andrés Salazar (infoacero)


Producción de acero crudo en China supera las 93 millones de toneladas en julio.

By Andrés Salazar (Infoacero)


China reporta un crecimiento interanual del 9% en la producción de acero crudo en julio de 2020

By Andrés Salazar (infoacero)


Contáctenos

Sede Principal
Calle 47 N° 53-82 Playa Rica (Itagüí)
Pbx: 444 52 00

servicioalcliente@losfierros.com.co